4 pasos para gestionar las emociones

Cómo gestionar la incertidumbre a través del cuerpo
noviembre 4, 2020

La palabra emoción viene del latín: emotio. Nombre derivado del verbo: emovere y cuyo significado es: mover, trasladar, impresionar

A medida que caminamos por la vida, vamos tomando consciencia de cómo nos sentimos de manera natural frente a lo que nos sucede, y al mismo tiempo podemos elegir tomar responsabilidad sobre cómo reaccionar a aquello que nos sucede. 

 

¿Cómo gestionar las emociones…i son a veces imprevisibles, tal vez difíciles de identificar o gestionar, espontáneas, silenciosas…? y cómo sucede en el cuerpo, a veces nos expanden y otras nos contraen.  Casi parecidas a los latidos del corazón.

Hay muchas emociones, aunque solemos centrarnos en las más básicas cómo son: el miedo, la tristeza, la rabia, la ira, la alegría… Ninguna de ellas son negativas, todas vienen a enseñarnos algo, cómo grandes maestras que nos pueden conducir al camino de la salud emocional si estamos atentos, si las escuchamos y les damos espacio, cómo decía Rumi: Todas ellas son bienvenidas. En definitiva, son necesarias si las vemos cómo una oportunidad para crecer. 

Nos invitan a asomarnos a nuestros pequeños precipicios, algunas veces desafiantes y poder observar qué es lo que nos sucede, y sólo mirando de frente aquello que acontece sin autoengaños es la única manera de poder pasar página y soltar. 

Por supuesto es importante, observar que nos ocurre para poder darnos aquello que necesitamos con  amor y  compasión. Y no es menos importante, tomar consciencia de que rechazar las emociones que nos acompañan nos puede llevar a pagar un precio muy alto para nuestra salud emocional, por tanto,  lo más inteligente es  entender, que todo aquello que no aceptamos o no queremos ver, nos acaba dominando y desequilibrando.

arbol de navidad con mascarilla colgando

A nivel social, hay emociones que no están bien vistas, que se censuran sin más, porque hay entornos en los que, por ejemplo: no está bien visto que una mujer exprese su ira o su rabia ; en otros entornos no está bien visto que se exprese la tristeza porque a ciertas personas les incomoda sobremanera, además también a veces, una risa escandalosa puede incomodar también en lugares públicos.

 

 ¿Cómo es posible que exista la censura de  la  expresión de aquello que es tan importante para nuestra salud emocional que saquemos afuera?

 

 ¿Por qué estigmatizamos ciertas emociones?

Finalmente, bloquear, reprimir las emociones nos lleva sin duda a enfermar.

 

La clave para gestionar las emociones está en aceptarlas tal cómo vienen, cómo son, con fluidez, sino se estancan, es necesario expresar. No se trata de cambiarlas, se trata de elegir la compasión y aceptarlas.

 

¿Cómo podemos gestionar las emociones?

 

 A continuación te explico 4 pasos básicos para gestionar las emociones.

4 pasos para gestionar las emociones

1- Identificar la emoción

 

¿Qué sensaciones noto en mi cuerpo?

¿Qué palabras o diálogos internos me repito mentalmente cuando las siento?

Por ejemplo: la alegría nos lleva a expandirnos, a sentir goce y plenitud; la tristeza nos lleva a sentirnos apagados, apáticos y vacíos; la rabia nos da fuerza para actuar, para expresar aquello que no nos parece adecuado y poner límites, pero también nos hace sentir frustración, ofensa y obstáculos en nuestro camino por la vida; el miedo nos hace sentir un nudo en la garganta que nos lleva a hacernos más pequeños o a salir corriendo, o simplemente a ser precavidos ante situaciones complicadas que pongan en peligro nuestra integridad física.

La clave aquí sería : RECONOCER + OBSERVAR

Si enjuiciamos las emociones socialmente porque nos incomodan, nos condenamos a reprimir y a vivir en desequilibrio interior.

Me gustaría invitarte a reflexionar las siguientes preguntas:

¿Expreso mis emociones?

¿Qué emociones prevalecen en mi?

¿Me paro a escuchar mis emociones?

¿Qué emociones me incomodan de los demás?

chica volando con un paraguas pared fondo amarilla

2- Abrazar la emoción

 

Tomar conciencia de esto nos invita a un gran crecimiento interior y se liberan muchas cargas innecesarias. Cuando no lucho contra lo que me pasa sino que lo abrazo desde el amor y la compasión, permito que suceda y por tanto me permito expresar o compartirlo.

 

Date cuenta de lo siguiente: “Yo no soy mi rabia”; “Yo no soy mi tristeza”. Además has de saber que cómo todo en la vida, este estado emocional, va a pasar, es temporal, no viene a quedarse para siempre, viene y va.

boca león rugiendo

3- Expresar la emoción

 

Es importante la expresión personal, a veces podrás compartirla, otras veces no, hacernos responsables de la expresión emocional y darle un espacio. Si no podemos reconocer la emoción o se complica gestionarla entonces lo adecuado sería pedir ayuda a una persona que pueda sostenerla y acompañarnos o un/a  terapeuta. 

 

Gritar, llorar, pintar, escribir, bailar, dibujar…lo que sea pero hay que sacarla afuera.

 

¿Cómo puedo sacarla afuera?

Hay infinitos recursos, puede ser que tomes consciencia a través de lecturas inspiradoras, o a través del arte, como herramienta de comunicación y expresión, no hace falta buscar la parte estética para expresar, es suficiente con dejar fluir, ya sea a través de la pintura, de la escritura, de la música…

El arte nos aporta nuevas perspectivas y nos ayuda a observar y escuchar otras visiones internas con las que podemos empatizar.

 

A través del cuerpo, por ejemplo con postura de yoga que nos ayudan concretamente a desbloquear esas emociones concretas o tensiones, el estado de relajación propicia de manera más fácil que afloren,por el contrario la tensión dificulta y conlleva la sensación de retener la emoción de manera casi inevitable.

 

Y tú,¿ qué herramientas utilizas para expresarlas?

niña gritando con oidos tapados

4- Aprender de la emoción

 

¿Qué lección me llevo de esta emoción?

Cuantas veces cuando soltamos algo, cuando lo dejamos ir y lo liberamos, la paz sucede de manera casi instantánea, y damos paso a que se desvanezca la experiencia para que pueda suceder otra nueva.

 

La clave es permitirte una actitud compasiva y amorosa, que te lleve a la aceptación de la emoción y no a la represión o pretender cambiarla, las cosas son cómo son y no cómo queremos que sean. 

ramo de flores en el mar nostalgia

En el poema “ Itaca” de Kavafis, nos los cuenta de una forma maravillosa:

 

 

 

Cuando emprendas tu viaje a Itaca

pide que el camino sea largo,

lleno de aventuras, lleno de experiencias.

No temas a los lestrigones ni a los cíclopes

ni al colérico Poseidón,

seres tales jamás hallarás en tu camino,

si tu pensar es elevado, si selecta

es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.

Ni a los lestrigones ni a los cíclopes

ni al salvaje Poseidón encontrarás,

si no los llevas dentro de tu alma,

si no los yergue tu alma ante ti.

 

Pide que el camino sea largo.

Que muchas sean las mañanas de verano

en que llegues -¡con qué placer y alegría!-

a puertos nunca vistos antes.

Detente en los emporios de Fenicia

y hazte con hermosas mercancías,

nácar y coral, ámbar y ébano

y toda suerte de perfumes sensuales,

cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.

Ve a muchas ciudades egipcias

a aprender, a aprender de sus sabios.

 

Ten siempre a Itaca en tu mente.

Llegar allí es tu destino.

Mas no apresures nunca el viaje.

Mejor que dure muchos años

y atracar, viejo ya, en la isla,

enriquecido de cuanto ganaste en el camino

sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

 

Itaca te brindó tan hermoso viaje.

Sin ella no habrías emprendido el camino.

Pero no tiene ya nada que darte.

 

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.

Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,

entenderás ya qué significan las Itacas.

isla de itaca en grecia

Espero que tengas un viaje con plena claridad, amor y aceptación, para que seas tú misma, auténtica y sin censuras. No es un camino fácil, pero es el que es.

Te comparto esta meditación guiada cómo un recurso para dedicarte un tiempo para ti, para cuidarte, para aceptar y reflexionar, para tomar conciencia de lo que es y lo que no es:

“Mindfulness para la aceptación”.

Si necesitas un acompañamiento para integrar herramientas para tu gestión emocional, a través de terapias expresivas, movimiento, yoga, Mindfulness…puedes contactar conmigo.

Las sesiones son personalizadas y online, lo que permite un espacio seguro de conexión contigo misma y autoconocimiento, desde tu hogar al mío, puedes hacerlo en este enlace:

Además estas Navidades tienes la posibilidad de regalarte o regalarte  el «Curso Online de Mindfulness y Autocuidado», totalmente personalizado, no te pierdas las ventajas, haz click en el link para informarte:

Mucha luz y fuerza.

Mara Lapasió

Método Respirarte 

www.maralapasio.com

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER Y ESTÁTE AL TANTO DE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES:

No te pierdas las últimas novedades, meditaciones gratuitas, promociones, cursos online, artículos…

RESPIRARTE BY MARA LAPASIÓ

Nos encontramos en Redes Sociales: